Comunidades que cuidan y protegen

Con la estrategia de prevención de CRAN, buscamos que los niños sean protagonistas y crezcan en ambientes protectores.

Las características de estos ambientes protectores son:

  • el cuidado mutuo de las personas,
  • la buena comunicación,
  • la participación y
  • la posibilidad de integrarse con la comunidad que los rodea.

Para lograrlo, trabajamos con los adultos para que sean conscientes de la responsabilidad que tienen en la garantía de derechos de los niños.

Un adulto cuidador:

  • considera a cada niño como un sujeto de derechos que necesita ser acompañado en su desarrollo,
  • genera vínculos sanos con los demás y
  • tiene acceso a redes de apoyo que facilitan la atención de las necesidades de los niños.

Por esto, queremos que todos los momentos de interacción con nuestra Fundación se conviertan en experiencias CRANsformadoras que amplíen el conocimiento de los derechos de los niños y de la protección integral con la vivencia de ambientes protectores, amorosos y seguros.